lunes, 16 de marzo de 2015

IDENTIFICACIÓN NO ES IDENTIDAD

Si la disciplina y el estudio trabajan con la energía que nos conduce a la verdad, entonces deberíamos admitir que tenemos dos energías en la vida. 
Una energía, la habitual, está acostumbrada a querer tener razón y a defenderse de modo subjetivo. Se identifica con sus ideas y está velada por la confusión del ego, el apego, la aversión y los miedos. 
Me pregunto si hay forma de trascender ese estado sin mirar, escuchar y reconocer al otro. Ese otro que primero hace de espejo y luego nos enfrenta a nuestras carencias.
En ese preciso instante se abren dos posibilidades, la dualidad es eso, o nos quedamos donde estamos o ascendemos más allá de nosotros mismos y del otro para llegar a un lugar  más elevado donde mejore la calidad de nuestra acción.  
Ser capaces de salir de nosotros mismos y de no detenernos en el otro es el camino de Ser. Esa sería la segunda energía. Eso sería lo intangible, lo misterioso, lo permanente. Ni el yo ni el otro lo son. Cuando una  relación empieza a sanar, es capaz de transmutar los hábitos hasta abrirnos a la capacidad de que todas las relaciones funcionen con ese parámetro y entonces todo y todos se vuelven divinos, en el sentido de que dan la posibilidad de mejorar nuestra calidad de relación.
Hasta que no alcanzamos lo permanente todo es impermanente. Con ego, apego, aversión y miedo sólo hay cambios y justificaciones. 
Identificación no es identidad. Entonces, ¿Quienes somos? 
¿Somos lo permanente o lo impermanente? ¿Somos lo singular o lo múltiple? ¿Somos lo dependiente o lo independiente?
¿Cómo se desvela nuestro Ser?  ¿Mediante los "Yo", mediante el otro o mediante cada uno de nuestros actos en nuestra forma de relacionarnos?
Inma Ibáñez

3 comentarios:

  1. CARLOS TÁBANO escribe en el face de Flavia.
    "Estamos acostumbrados a pensarnos como si fuésemos un producto terminado, como si nuestra personalidad fuese una rígida marca de nacimiento sin posibilidad de cambio; pero en verdad somos una especie en tránsito que vive permanentes transformaciones, aún después de lo que llamamos “la muerte” Muchos problemas de convivencia aparecen por no entender este fluir permanente de la mente y el cuerpo, este transmutar, este ser en evolución que requiere adaptarse y desadaptarse continuamente. Por eso me causa mucha gracia cuando alguien dice: “yo soy así”, como si la obligación de los demás fuese adaptarse a ellos.
    Piedra libre para Inma Ibañez, la esposa de Flavia Company, escritora oculta entre la sarvangasana y la halasana. La descubrí porque vivo en el país Antón Pirulero, donde cada cual atiende su juego y el que no se escondió se embroma, y hay que andar con los ojos bien abiertos y la neurona atenta para no terminar como jamón del “sánguche” (por allí “emparedado”) “Qué se ponga”, diría Gila."

    Gracias Carlos.
    Totalmente de acuerdo. Estamos acostumbrados a pensar como si tuvieramos la capacidad de fabricarnos, como si fueramos productos factibles de ser hechos según nuestras ideas.
    ¿Qué ha pasado con la creación? Fabricar no es crear.
    Ser siendo, como dijo Heidegger. Ser es un proceso, no un estado. Nos identificamos con lo que decimos que somos y forzamos o nos fuerzan a la aceptación absoluta. "Yo soy así", el inicio de lo violento. Se Es a través de la vida que se vive. Se Es en lo relacional. Se Es tejiendo la red de la que forman parte la interdepencia entre individuos que Son de una forma fugaz y que no son absolutamente independientes.
    Ser Siendo, fluir, movimiento, ritmo, vida.
    Yo soy así. Fijación, dureza, quietud, estatua de piedra, peso, muerte.
    Ser siendo. Ser observando. Ser desidentificándose.
    Creemos que falta Tiempo. Hay que matar a la prisa para tener tiempo de Ser siendo. Hay que matar al Tiempo para dejar esa sensación de tener que hacer si queremos Ser.
    Fabricar no es Creación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos.
      Totalmente de acuerdo. Estamos acostumbrados a pensar como si tuvieramos la capacidad de fabricarnos, como si fueramos productos factibles de ser hechos según nuestras ideas.
      ¿Qué ha pasado con la creación? Fabricar no es crear.
      Ser siendo, como dijo Heidegger. Ser es un proceso, no un estado. Nos identificamos con lo que decimos que somos y forzamos o nos fuerzan a la aceptación absoluta. "Yo soy así", el inicio de lo violento. Se Es a través de la vida que se vive. Se Es en lo relacional. Se Es tejiendo la red de la que forman parte la interdepencia entre individuos que Son de una forma fugaz y que no son absolutamente independientes.
      Ser Siendo, fluir, movimiento, ritmo, vida.
      Yo soy así. Fijación, dureza, quietud, estatua de piedra, peso, muerte.
      Ser siendo. Ser observando. Ser desidentificándose.
      Creemos que falta Tiempo. Hay que matar a la prisa para tener tiempo de Ser siendo. Hay que matar al Tiempo para dejar esa sensación de tener que hacer si queremos Ser.
      Fabricar no es Creación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. https://www.youtube.com/watch?v=JlGSbAxDDyU

    ResponderEliminar